top of page
Buscar

¿Por qué comer más atentos?

Sin duda necesitamos una solución a los problemas qué están relacionados con nuestra manera de alimentarnos, y de manera urgente. ¿La alimentación consciente podrá llegar a ser esta solución?



Teniendo en cuenta todos los problemas relacionados a nuestra alimentación (detallados en el artículo anterior), parece obvio que necesitamos una solución innovadora con urgencia, ya que los métodos convencionales no están funcionando. Como afirma la experta en alimentación consciente, Jan Chozen Bays:

“Ahora lo que necesitamos es un enfoque fresco de nuestros problemas con la comida porque los métodos convencionales no funcionan."

¿En qué se basa esta propuesta de solución?


La Alimentación Consciente o Mindful Eating es una propuesta holística que tiene como base la presencia o atención plena (mindfulness en inglés) y propone un nuevo enfoque de solución a la relación desequilibrada que tenemos con el alimento y nuestro cuerpo.


Ahora: ¿por qué es una solución tan buena y necesaria? Jan Chozen Bays define las características de la solución, de este “tratamiento” que necesitamos con tanta urgencia, de la siguiente manera. Debe ser una solución:

  • que funcione tanto para los niños como para sus padres,

  • que esté al alcance y sea accesible a personas de todas las edades y condiciones sociales, incluidos los niños,

  • que tenga efectos secundarios positivos,

  • que tenga un efecto inmunizador, impidiendo que los niños desarrollasen problemas alimentarios,

  • que sea fácil o lo suficientemente interesante como para que la gente lo continue a lo largo por si misma,

  • y que provoque cambios duraderos y una cura permanente.


“Mindfulness es el único tratamiento que conozco que encaja en esta descripción. Mindfulness aborda nuestro trastorno en su origen. El problema no radica en los alimentos. La comida es comida. No es ni buena o mala.”

Según Chozen Bays, la alimentación consciente es el único tratamiento que encaja en esta descripción y realmente va al fondo del porqué comemos cómo comemos, usando el mindfulness como una herramienta muy valiosa para sanar la relación con nuestra comida y nuestro cuerpo.


Un primer paso: darnos cuenta de cómo comemos y de que no hay alimentos ni buenos, ni malos., pero que hay muchas razones detrás de nuestras decisiones relacionadas a la comida que pueden ser económicos, culturales y sí: hasta emocionales. Te invito a hacer el sigueinte ejercicio: Pónle atención a tus hábitos alimenticios y a la hora de comer, pero para entender y no para juzgar. Observa todas las sensaciones, emociones y pensamientos que puedan aparecer en el momento de comprar, cocinar y comer. ¿Surgió algo que te llamó la atención?


¡Coméntame qué te pareció esta información! Pronto compartiré algunos ejercicios de #MindfulEating para que lo puedas probar en casa también. ¿O de repente ya lo has probado?

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page